Bio

 

No soy mitómana y de hecho, en contra de lo que pudiera parecer, nunca he visto la película de Gilda. Solo conozco y admiro el mensaje de las escenas más emblemáticas de ella y su leyenda maravillosa; admiro el grito y el canto a la desinhibición, al atrevimiento y el feminismo, de los que fue símbolo en aquella época. 
No podía ser otro el título de mi primer libro de poemas, con el que quiero hacer un baile para celebrar la Igualdad y el Respeto, mientras me voy quitando esos guantes opresores, que como los de Gilda, contienen las mismas ansias de mostrarme como soy, sin ocultar nada más que lo que yo quiera y decida. Yo también me los quito en este libro y con ello, muestro la vida, el amor y el pensamiento al desnudo. 
La Libertad no es gratis: ella pagó la suya con aquella bofetada tremenda que recibió, por atreverse a vivir como quería. 
Yo también pago la mía, cada vez que alguien intenta ponerme de nuevo los guantes o darme una bofetada en plena Libertad: en cualquier tipo de libertades. 

Mª Ángeles García Carranza