...su obra

Juan Bello Sánchez (Santiago de Compostela, 1986) es diplomado en Ciencias de la Educación, en la especialidad de Educación Primaria. Ha publicado los libros de poemasEl futuro es un bosque que ya ardió en alguna parte (La Bella Varsovia, 2011), por el que obtuvo el IV Premio de Poesía Joven “Pablo García Baena”, y Talk about the blues(Origami, 2014), además de las micro-plaquettes de descarga gratuita Nueva York no existe y Versión original subtitulada del azul (Nanoediciones, 2011 y 2013) y la plaquette Blues con luciérnagas (Carmina in minima re, 2014). También ha colaborado con sus poemas en la exposición (No puede haber) dos morales para dos sexos, de la artista Paula Cabaleiro.

Extraído de: "pre-textos.com"

 

También a publicado:

Todas las fiesta de mañana (Edi. Pre-textos, poesía 2014)

Nada extraordinario (XVI premio de poesía -Emilio Prados-)

 

Para comprar aquí

  • El futuro es un bosque que ya ardió en alguna parte

    FRONTERAS LÍQUIDAS

    pienso en fronteras líquidas
    como una rosa arrancada el sexo adolescente
    o una tarde de lluvia

    crece la sombra de un pájaro sobre la hierba

    quedan lugares que el propio cuerpo desconoce
    ahí debe ser donde se encuentra el alma

  • Talk about the blues

    ALGUIEN CIERRA UNA VENTANA

    me pregunto qué queda
    cuando alguien cierra una ventana
    ¿la idea del exterior?
    ¿lluvia océano desierto mediodía?

    la verdad no nos hizo libres
    como nos habían prometido

    esta noche las estrellas apestan

  • Blues con luciérnagas (Carmina in minima re)

    Alguna preguntas para Jimi Hendrix

    Cómo son
    las gafas donde la luna se amontona, la camisa del río que el
    propio río rompe, las voces de las campanas que han sido
    degolladas.

    Cómo son.

    el aliento de espuma de las playas censuradas y el labio
    partido de la polilla de los relojes.

    Cómo son.

    los pies que son ceniza para ser huellas, los lápices de la piel
    donde no hay nadie, el armario donde el sol hunde sus
    barcos.

    Cómo son. Dime. Cómo son.

  • Todas las fiestas de mañana

    Escribir en una servilleta
    hacer de la nostalgia un pasillo,
    algo que solo tú y yo podamos entender.

    Mirar la Plaza de Oriente
    con los ojos prestados de un niño,
    esforzarse en el descubrimiento de la luz
    que retumba justo después de la lluvia.

    Saber que tras los huesos está el gesto
    y tras el gesto el laberinto,
    el mar improbable del que me hablas
    haciendo hincapié en la distancia.

  • Nada extraordinario

    Echas una ojeada a la calle
    donde no sucede nada extraordinario,
    o todo es tan común
    que no le dedicas demasiada atención.

    Lo cotidiano
    lucha por vencer su transparencia.

    Y entre todas esas cosas
    –el sol que cae de los árboles,
    los coches cansados,
    la mujer empujando el carrito de un bebé–
    va ofreciendo puerta por puerta
    el vendedor ambulante
    una primavera en miniatura.